Tipos de tarimas

¿Qué es la tarima flotante?

La tarima flotante se refiere a un tipo de instalación de las laminas que no requiere ser pegado o clavado al suelo. Esta característica lo diferencia de la tarima encolada o tarima pegada… y puede ser compuesta por distintos materiales: madera natural, madera compactada o de PVC.

que es tarima flotante

La tarima flotante es un revestimiento de suelo que ha aparecido en los años 1980.

Ha seducido y conquistado a numerosos hogares y locales por sus cualidades y la facilidad con la cual puede ser instalada.

Diferencia entre tarima flotante y tarima encolada

En realidad, la tarima flotante denomina a una manera de colocar las laminas llamada ‘instalación flotante’.

A la diferencia de la tarima encolada – también denominada ‘tarima pegada’– la tarima flotante está destinada a ser colocada sobre el piso sin pegamento ni clavos.

Las laminas de una tarima flotante se juntan mediante un sistema de encajamiento que no requiere ninguna competencia o herramienta en particular a parte de un martillo, una sierra y cuñas espaciadoras.

Composición de una lamina de tarima flotante

Aparte del parquet de madera maciza, la tarima de instalación flotante se compone de distintas capas pegadas unas encima de otras:

  • Una capa de protección (también llamada ‘capa de desgaste’)
  • Una capa decorativa de madera noble o diseño impreso
  • Una capa intermediaria que provee estabilidad a la lamina
  • Una capa base que previene de los posibles problemas de humedades provenientes del suelo

¿Qué tipo de tarima flotante elegir?

La tarima flotante está disponible en distintos formatos que conviene tener en mente para acertar con tu elección considerando las especificidades del espacio a recubrir:

  • Grosor de las laminas desde 8mm (para colocar sobre un suelo existente) hasta 15mm (mayor estabilidad)
  • Anchura de lamina desde muy anchas a más estrechas según el diseño
  • Niveles de resistencia desde AC4 (resistencia media) hasta AC6 (muy resistente)